La pasión por el ciclismo que se vive en Italia es única. Y poder vivirlo mientras disfrutas de la primera gran vuelta del año es una experiencia de lo más excitante. El Giro es, sin duda, una gran fiesta del ciclismo.